miércoles, 5 de julio de 2017

..., y no llega


Energía entregada al saco de la nada. 
De la espera se hizo ilusión que acabo en la mayor decepción.
Sin la espera lo mismo hubiera sido, más el tiempo no hubiera dolido.
No es esperar lo que duele si no esperar que llegará lo que uno quiere.

Si no reparas la espera, tendrás que reparar lo que en ella muera.
Espera solo tu satisfacción de dar, lo demás tiene su llegar.
Y si aún así esperas, no hieras, porque tuyo es el esperar,
y de nadie la obligación de dar.
¿Aún esperas?
Publicar un comentario